Quistes Ovaricos

Es un saco lleno de líquido o de un material semisólido que se desarrolla sobre o dentro del ovario.
Nombres alternativos
Quistes ováricos funcionales; Quistes ováricos fisiológicos
Causas, incidencia y factores de riesgo
Los quistes ováricos son típicamente funcionales (no relacionados con una enfermedad) y ocurren como un proceso normal de ovulación. Durante los días previos a la ovulación, se desarrolla un folículo, pero en el momento en que se espera la ovulación, dicho folículo no logra romperse y liberar el óvulo, como se supone que debe ser. En lugar de esto, el líquido dentro del folículo permanece y forma un
quiste.
Los quistes ováricos funcionales o fisiológicos generalmente desaparecen en un lapso de 8 a 12 semanas sin tratamiento, son relativamente comunes y se presentan con más frecuencia durante los años fértiles (desde la pubertad hasta la
menopausia). Estos quistes son poco comunes después de la menopausia y no se han identificado factores de riesgo conocidos.
Los quistes ováricos funcionales son diferentes a los tumores ováricos (incluyendo
cáncer de ovario) o a quistes debido a afecciones relacionadas con las hormonas, como la poliquistosis ovárica. Algunos quistes ováricos no funcionales tienen que ser tratados para que desaparezcan.
Síntomas
Un quiste ovárico puede causar dolor si ejerce presión sobre estructuras cercanas, si se rompe o si sangra. El dolor también se puede presentar si el quiste se tuerce o si causa torsión de las trompas de Falopio. Los síntomas de los quistes ováricos pueden abarcar:
§ Dolor pélvico: constante y sordo
§
Dolor durante las relaciones sexuales o dolor pélvico durante el movimiento.
§ Dolor durante las deposiciones
§ Dolor pélvico poco después del comienzo finalización del período menstrual
§
Sangrado uterino anormal (cambio del patrón menstrual normal):
§ prolongación del ciclo menstrual
§ reducción del ciclo menstrual
§
ausencia de menstruación
§ menstruación irregular
§ Distensión o hinchazón abdominal
Nota: con frecuencia no se notan síntomas.
Signos y exámenes
Un examen pélvico puede revelar un agrandamiento del ovario o un quiste.
Generalmente, primero se practica una ecografía, TAC, IRM, Estudios de flujo Doppler
Los exámenes de sangre que se pueden ordenar son:
§Se puede efectuar una prueba de
GCH en suero (prueba de embarazo) para descartar embarazo.
§Ca-125: un marcador de cáncer ovárico que puede ayudar a identificar los quistes cancerosos en las mujeres mayores.
§Se pueden verificar los niveles hormonales (como la LH, FSH, estradiol y testosterona) para evaluar las afecciones hormonales asociadas.
Tratamiento
Los quistes ováricos funcionales desaparecen generalmente sin tratamiento. Para ayudar a establecer ciclos normales y disminuir el desarrollo de este tipo de quistes, se pueden prescribir anticonceptivos orales (pastillas anticonceptivas).
Los quistes ováricos simples de más de 5 a 10 cm y los quistes ováricos complejos y persistentes deben ser extirpados quirúrgicamente, para lo cual se puede utilizar una
laparoscopia o una laparotomía exploratoria.
Se pueden recomendar otros tratamientos médicos si se encuentra que otros trastornos son la causa de los quistes ováricos, como la poliquistosis ovárica.
Complicaciones
Las complicaciones están relacionadas con el diagnóstico específico. Se le debe prestar atención a los quistes que presentan torsión, que se rompen, que sangran o que muestran signos de cambios cancerosos.
Situaciones que requieren asistencia médica
Se debe buscar asistencia médica si se presentan síntomas de un quiste ovárico.
Prevención
En caso de que una mujer no esté buscando quedar en embarazo y desarrolle quistes funcionales con frecuencia, éstos se pueden prevenir tomando medicamentos hormonales (como pastillas anticonceptivas) que previenen la formación del folículo.

No hay comentarios: